NUTRICION DEPORTIVA KIT RUNNER TEMA 4

¿QUÉ ES EL ATP?

Una vez que estos alimentos ingeridos hayan sido digeridos y sus nutrientes absorbidos, dependiendo de las necesidades del momento, las células se encargarán de almacenarlos o bien de transformarlos en energía química (ATP).

 

Posteriormente, esta energía química se transformará en energía mecánica, eléctrica, térmica, etc., con lo que quedarán preservadas todas las funciones vitales del organismo.

 

Para que se lleve a cabo cualquier trabajo biológico, las células requieren energía. Esta energía se obtiene de la degradación de un compuesto llamado Adenosin Trifosfato (ATP) que se transforma en Adenosin difosfato liberándose un fosfato y la energía que utilizan nuestros músculos.

atp

 

La fibra muscular obtiene la energía que necesita en cada momento rompiendo (hidrolizando) la molécula de ATP. La ruptura o hidrólisis de la molécula de ATP produce energía.

 

La molécula de ADP así formada será reutilizada por el organismo para sintetizar nuevo ATP. De esta forma, el organismo transforma la energía química en energía mecánica.

 

La obtención de energía se lleva a cabo a través del proceso denominado catabolismo. Los nutrientes (glúcidos, grasas y proteínas) se degradan dando lugar a productos más sencillos como el ácido láctico, CO2 (dióxido de carbono), NH3 (amoniaco), etc. Durante este proceso se libera energía que se almacena en forma de ATP.

 

Sin embargo el ATP almacenado en el músculo es limitado y solo suministraría energía durante 1 ó 2 segundos antes de agotarse, pero pueden fabricar más ATP y obtener más energía mediante varias vías:

Sistema energético anaeróbico aláctico.

En el músculo existe un compuesto rico en energía que permite resintetizar ATP. Este compuesto es la FC (fosfocreatina). La fosfocreatina reacciona con el ADP y se obtiene nuevamente ATP.

Este proceso continuará durante el ejercicio hasta que se acaben las reservas de fosfocreatina del músculo. El conjunto de ATP y fosfocreatina almacenados en el músculo reciben el nombre de “fosfágenos” o “fosfatos de alta energía”.

 

Este proceso de resíntesis no necesita de la presencia de oxígeno y da 8 o 10 segundos más de autonomía al músculo, por lo tanto, un deportista dispone de 7 segundos para desarrollar esfuerzos de máxima intensidad.

 

A partir de este instante, si el ejercicio es de alta intensidad y, si se quiere continuar realizándolo, se deberá reponer el ATP con otra fuente energética: la GLUCOLISIS que es una vía que produce residuos que llevan a la fatiga muscular.

Sistema energético anareróbico-láctico.

La glucosa o glucógeno almacenados en el músculo a nivel celular son transformados anaeróbicamente (sin la presencia de oxígeno) produciendo energía. Pero junto a esta energía se produce un producto de desecho que es el ácido láctico. Cuando se parte de la glucosa, se producen dos ATP por esta vía energética por lo que el rendimiento es mucho mejor.

 

El glucógeno es la forma química en la que se almacena la glucosa en los músculos y el hígado.

 

Por cada molécula de glucosa consumida, se obtienen 38 moléculas de ATP que se gastan para obtener energía muscular. Es un mecanismo algo más lento pero más energético.

 

Sistema energético aeróbico.

Cuando hay un adecuado suministro de oxígeno, las células pueden producir energía de fuentes como los carbohidratos y las grasas principalmente (en menor medida también de las proteínas). Y esto ocurre cuando la intensidad del ejercicio es baja y por tanto el sistema cardiovascular puede dotar a las células del oxígeno suficiente para poder efectuar las reacciones aeróbicas pertinentes.

 

Se obtiene una gran cantidad de energía pero de una forma muy lenta por lo que permite hacer esfuerzos moderados que se mantienen durante un período largo de tiempo.

 

Los ácidos grasos, que pueden tener su origen en los propios depósitos de triglicéridos de la fibra muscular o en los triglicéridos existentes en los adipocitos (células que almacenan grasa) serán el sustrato de estas reacciones. Los triglicéridos son las moléculas que utiliza el organismo para almacenar los ácidos grasos.

LOS TRIGLICERIDOS

Los triglicéridos están formados por una molécula de glicerol y tres ácidos grasos que pueden liberarse mediante la acción de un enzima llamado lipasa. Una vez liberados, los ácidos grasos que provienen de los triglicéridos de la propia fibra muscular ya se pueden utilizar directamente, pero los que provienen de los adipocitos, son transportados por la sangre hasta el músculo, unidos a una proteína, la albúmina, ya que libres resultan tóxicos para el organismo.

En circunstancias especiales, la fibra muscular puede obtener ATP a partir de algunos aminoácidos que componen las proteínas. Principalmente de la alanina, la glutamina y los aminoácidos de cadena ramificada: leucina, isoleucina y valina. Además de ellos puede utilizar también cetoácidos, ácido láctico y glicerol.

En resumen

En reposo, todas las necesidades de energía del organismo se satisfacen aeróbicamente.
Al comenzar una actividad deportiva dentro de los límites de la frecuencia cardiaca de entrenamiento, el organismo debe empezar a recurrir a los mecanismos anaeróbicos. Por ejemplo, cuanto más deprisa se corre, más energía anaeróbica se necesita y cuanto más corta es la distancia de la carrera y más rápido el ritmo, también se necesita más energía anaeróbica.

 

Sígueme si estás interesado para enterarte cuando publico:….Aqui